Cerro Santa APolonia

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro sitio web es posible al mostrar anuncios en línea a nuestros visitantes. Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.

Entre tanta diversidad que posee Perú al mostrarnos lugares turísticos excepcionales, nos
topamos con una en particular que posee un carácter religioso y significativo para sus
residentes que se le conoce con el nombre de Cerro Santa Apolonia Cajamarca.

Cerro Santa Apolonia Cajamarca

También llamado Colina de Santa Apolonia, es uno de los atractivos ecológicos y
arqueológicos que se encuentra unificado en la ciudad de Cajamarca. Antiguamente, se
le llamaba a este lugar "Rumipascana" que es el conjunto de dos palabras de origen
quechua. Que en español significa "Asiento de Piedra".

Algunos afirman que esta silla de piedra es la muestra viva de evidencia arqueológica
donde fueron tallados bloques de piedra de forma cuidadosa. Para ser más precisos en su
ubicación esta colina se encuentra sobre los 2,764 m.s.n.m.

Según la leyenda, esta cima fue habitada y perfeccionada por la población de Chavín, la
cual estuvo presente en el siglo XIII a.C. Gracias a los Chavín, el Cerro Santa Apolonia es un
recurso arqueológico donde elaboraron recintos subterráneos que eran espacios para
enterrar a la nobleza o individuos de carácter elite.

Si le interesa conocer un poco más sobre las maravillas y curiosidades que posee la Colina
Santa Apolonia de Cajamarca, le daremos algunos datos cruciales para empaparse un poco
más de información y conocer un poco más sobre sus costumbres e historias.

donde queda santa apolonia

¿Qué historia guarda el Cerro Santa Apolonia?

Muchos son los datos que se pueden conocer sobre este Cerro. Claro está, se encuentra
una versión de carácter prehispánico y religioso. Todas con una hipótesis y un fin
específico. Aunque cada una dispone de un tiempo existencial diferente.

Según la historia que se mantiene actualmente el Cerro de Santa Apolonia, es que es
conocido por la ocupación de grupos de Cajamarca, donde los Inca se apoderaron de la
ciudad debido a que estos gozaban de buenas fortificaciones y poderes.

Pero para su mala suerte, gran parte de las construcciones que se encontraban en el lugar,
con la llegada de los conquistadores se destruyeron, todo con el fin de contribuir a la
eliminación de idolatrías que no consideraban pertinentes para la época.

Cabe destacar que esta cima se modificó en el año 1.200 a.C. donde se establecieron unas
plataformas y estructuras subterráneas en el cerro que fueron utilizadas como tumbas,
sólo se resguardaban aquí los cuerpos de los individuos más importantes de la localidad.
Por lo general, este cerro se volvió popular gracias a la historia hispánica que todavía sigue
dejando restos de su cultura en la actualidad. Incluso se mantienen intactos algunos
pedazos elaborados de cerámica donde los turistas y pobladores pueden tomar uno y
llevárselo como recuerdo.

Este ha sido un lugar sagrado para la adoración de la lluvia, el rayo y los astros.
Actualmente, también es un sitio para adorar a la Virgen de Fátima. Pero eso no quiere
decir que todavía se haya perdido la esencia prehispánica, pues continúan realizándose
rituales antiguos para exaltar las raíces de su tierra.

El mirador de Santa Apolonia y su leyenda

Muchas son las leyendas que pueden encontrarse en este pintoresco lugar. Una de ellas es
que esta Colina posee un túnel subterráneo que llegaba hasta la tierra de Cusco. Este
dispone de 100 años de antigüedad, pero hasta ahora, nadie ha dado veracidad de esta
información.

La más conocida es la que relatan sobre las descontroladas lluvias que amenazaron esta
ciudad. En tantas tempestades, la Virgen María dio su aparición desde la iglesia San
Francisco y subió hasta el Cerro de Santa Apolonia para proteger a sus pobladores con su
manto sagrado.

Este hecho se cree comprobado cuando al cuidador de la iglesia le avisó al sacerdote,
fueron hasta el lugar se los hechos y vieron como en el lugar donde se posó la virgen, se
encontró un manto mojado y sus pies llenos de barro. Por ello, en 1954, los fieles y el
Padre Peralta construyeron esta capilla al pie del cerro.

Todo en honor a la Virgen de Fátima quien protegió a todos los fieles de esa espantosa
tormenta que amenazaba con la estabilidad de la ciudad. Actualmente, se realizan
diversas celebraciones como recordatorio de este suceso donde extranjeros y residentes
disfrutan de cada actividad.

Entre otras cosas, se le conoce al Cerro de Santa Apolonia como uno de los puntos
estratégicos en los cuales se permite observar toda la ciudad y los valles que conforman la
localidad de Cajamarca. En los linderos puede observar la presencia de vestigios producto
de construcciones prehispánicas.

Dicen que este mirador también sirvió como un detrimento estratégico que permitía
observar todo lo que ocurría en la ciudad. Además, unos aseguran que este lugar posee
elementos de valor que sus primeros habitantes nunca se atrevieron en revelar.

leyenda del cerro santa apolonia cajamarca peru

 

Rutas de acceso y horarios de visita

Actualmente existe solo una forma de llegar a la Cima del Cerro de Santa Apolonia, que es
mediante una ruta a pie. Su trayecto es fácil de realizar puesto que no posee ningún tipo
de objetos resbaladizos u obstáculos que impidan el paso.

En 15 minutos, ya se encontrará en la cima del Cerro. Su ubicación exacta la sitúa en la
parte alta de la ciudad, donde se ingresa por el Jr. Dos de Mayo, y queda a dos cuadras de
la famosa Plaza de Armas. Todo en la localidad de Cajamarca.

Tarifas de ingreso al cerro Santa Apolonia

El costo de la entrada a este recinto se estipula entre S/1.00 a S/2.00 máximo. Los horarios
de visitas a este paraíso arqueológico son desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde.
Una vez que pase esa hora, ya no se le permite el acceso al público.

No necesita un guía para poder llegar hasta este lugar. Normalmente su camino es
totalmente recto y existen algunas señales que lo dirigen hasta la cima del monumento a
la virgen de Fátima. Este lugar es un poco alto por lo que todo el mundo quizás no pueda
subir.

No dejes de visitar la Plaza de Armas y los Baños del Inca

Otro de los sitios que le recomendamos visitar en Cajamarca es La Plaza de Armas. Esta
plaza es una de las más grandes y más importantes de Perú. Pues en ella se llevaron a
cabo diversos actos conmemorativos, de carácter político y más.

Su historia remonta en la época de las colonias resaltando el vigor de su pueblo y la
historia de su gente. Además, en esta plaza se pueden encontrar algunas tiendas
comerciales y un paisaje sublime que es digno de admirar. Si lo que busca es algo más
natural, no hay problema.

Puede visitar los famosos Baños del Inca. Estas son aguas termales ricas en azufre y
minerales que le servirán como tratamiento efectivo para enfermedades cutáneas.
Además, dispone de una temperatura sobre los 70°C que le permitirá relajarse en este
oasis y darse un tratamiento terapéutico de calidad.

Para estos lugares turísticos es necesario que las personas tomen precauciones en cuanto
a los medios de transporte. A pesar de encontrarse en zonas relativamente cerca, es
necesario trasladarse en bus o en taxi para mayor comodidad.

Es cuestión de visitar los sitios turísticos que Cajamarca trae para usted. Podrá encontrar
desde monumentos naturales y arqueológicos hasta festividades religiosas y patronales
llenas de color y vigor. Sólo deberá emprender la aventura para alcanzar una experiencia
extraordinaria.